harina de almendras

Cómo usar la harina de almendras en la cocina

La harina de almendras puede serte una perfecta sustituta de la harina de trigo, ya que no contiene gluten y posee mucha fibra. Lo mejor será que te mostremos detalladamente todas sus ventajas, así como la manera para que la puedas emplear en tus comidas. Al poseer una textura diferente, deberás tener en cuenta ciertos pasos a la hora de mezclarla.

Las propiedades de la harina de almendras

Las almendras se caracterizan por ser ricas en omegas 3 y 6. Estas son grasas insaturadas, muy beneficiosas para nuestro organismo, al prevenir problemas circulatorios. Además, son antioxidantes, logrando combatir los radicales libres. Contienen mucha fibra, magnesio e, incluso, cobre. Todo esto ayuda a regular nuestra presión arterial y nos aporta mucha energía.

La riboflavina que poseen participa en la creación de glóbulos rojos, que intervienen activamente en la oxigenación de todo el cuerpo. Por otra parte, al estar libre de gluten, se convierte en una perfecta alternativa para los alérgicos a esta sustancia.

La almendra es un fruto seco que se emplea en muchos platos, sobre todo en postres. Obtener la harina es tan sencillo como molerla, una vez que hemos quitado la piel. Es cierto que su textura es muy diferente, si la comparamos con el trigo, pero aun así puedes preparar comidas deliciosas.

¿Cómo puedes emplearla en la cocina?

Este tipo de harina, que se obtiene de la almendra, tiene como peculiaridad una alta absorción de líquidos. Por eso es tan empleada en los postres, ya que los mantiene más jugosos y, por supuesto, les otorga un sabor delicioso.

A diferencia del trigo, no consigue apelmazarse tan bien, lo que puede dificultarte su manipulación. En lo que respecta a dulces, existe una amplia variedad de recetas, desde tartas hasta bizcochos y galletas.

Si prefieres una comida salada , tal vez no son tantas las opciones que te permita este producto. Siempre puedes partir de los postres que conoces para crear ideas, como unas galletas saladas, un pastel de verduras, con masa a base de almendras e, incluso, unos crepes rellenos de jamón y queso o atún.

Otras opciones para tu dieta diaria pueden ser cremas y purés, donde este ingrediente consigue aportar una textura y un sabor excelente. Solo recuerda usar un porcentaje mayor de líquido, debido a su absorción.

¿Qué otros platos te atreverías a hacer con esta harina?

Son muchas las propiedades que nos ofrece la almendra. Desde ayudarnos a equilibrar la presión arterial hasta ser fantástica en cualquier dieta, al no contener grasas perjudiciales para el organismo.

La harina de almendras es ideal para todos aquellos que no pueden comer los derivados del trigo. ¿Cómo la emplearías? Déjanos tus propuestas y coméntanos qué tipo de comidas se te antojan realizar con este ingrediente. ¿Eres más de postres o prefieres los platos salados?

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.