movilidad articular ejercicios

Cinco ejercicios de movilidad articular para no oxidarse

Tu cuerpo es una maquinaria construida a lo largo de millones de años de evolución; un mecanismo casi perfecto que, con cuidado y algo de fortuna, puede durar varias décadas a pleno rendimiento, y las articulaciones son piezas clave en todo este engranaje. Soportan el peso y permiten todo tipo de movimientos que facilitan tu vida diaria. Mantener una buena movilidad articular con ejercicios que puedas realizar de forma periódica es esencial.

La importancia de la movilidad articular y los ejercicios

Pensemos en cualquier mecanismo que conozcamos: la bisagra de una puerta, la cadena de una bicicleta, etc. Es necesario mantenerlas en buen estado y engrasarlas de vez en cuando para que no se oxiden, se estropeen y haya que repararlas o cambiarlas.

Aquí te exponemos cinco sencillos ejercicios para activar tus articulaciones.

Cuello

Muchas dificultades comienzan desde el cuello, un lugar muy delicado por lo doloroso que puede resultar una lesión en esta zona. Aquí están implicados diversos huesos y músculos que debemos ejercitar. Girar a izquierda y derecha la articulación, llevar el mentón al cuello y la nuca a la espalda son actos sencillos que nos pueden ayudar a prevenir dolores.

Brazos

Partiendo de los hombros, podemos activar esta articulación, origen y solución de muchas molestias. Muévelos arriba y abajo, y de adelante hacia atrás, intentando dibujar una circunferencia.

Podemos imitar este movimiento circular con los codos y las muñecas, otros puntos delicados. También es necesario cuidar las falanges de los dedos, expuestos a cambios de temperatura y diversas agresiones que pueden acabar limitando su movimiento. Te recomendamos que, varias veces al día, abras y cierres las manos y estires y dobles los dedos para mantenerlos activos.

Espalda

La postura conocida como gato-camello, o gato-mesa, ayuda a movilizar las diferentes regiones de la columna vertebral. Su nombre es bastante gráfico: con las manos en perpendicular a los hombros, y las rodillas a la cintura, levantamos la cabeza y arqueamos la espalda, imitando la postura de un felino. Luego bajamos la cabeza y formamos una 'joroba' (o un tablero de mesa) y repetimos varias veces el proceso.

Rodillas

Por el peso que soportan a veces, y la complejidad de su estructura interna, las rodillas pueden generar diversos problemas de salud. Un ejercicio sencillo que nos ayuda a activarlas es el de llevar nuestro talón al glúteo y aguantar unos segundos con cada pierna y con la rodilla flexionada al máximo. Pero si seguimos con dolores podemos visitar a especialistas en traumatologia de la rodilla. la mayoría de veces no es nada grave solo tendinitis de pata de ganso.

Tobillos

Son clave para nuestro equilibrio, y mantenerlos en buena forma puede evitar que cualquier mala pisada se convierta en un doloroso esguince. Apoyándonos sobre la punta de los pies en el suelo, dibujamos circunferencias con el tobillo de manera alternativa, con una y otra pierna.

¿Y tú conoces algún otro ejercicio de movilidad articular que nos puedas recomendar? ¿Has probado alguno de los que te hemos mostrado? ¡Déjanos tu comentario!

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.