Químicos que nos engordan

Obesógenos, engordamos sin remedio

La obesidad, el problema del siglo XXI, quizá no sólo tenga su causa en la alimentación que llevemos. Científicos descubrieron que hay partículas que promueven la obesidad, reduciendo el gasto calórico y promoviendo la formación de células de grasa.

Cómo actúan estas partículas en el cuerpo

En los últimos años la obesidad es un problema que esta afecto a todo el mundo, incluso a países muy pobres. Esto en parte podría ser explicado por la alimentación en exceso pero hoy en día se sabe que hay partículas que pueden ser las causantes de este problema generalizado. Estas partículas o obesógenos, son disruptores endocrinos. 

Estas sustancias provienen del ambiente y la contaminación y actúan uniéndose a receptores nucleares, de membrana o neurotransmisores y también actúan sobre rutas metabólicas. Se considera que los efectos que esto tiene, son aumento del tejido adiposo, aumento del contenido graso y del número de células grasas. Por otro lado el pancreas se volvería más resistente a la insulina lo que causa que se forme más grasa y además evitarían la formación de leptina que es la que regula el hambre.

Además este efecto tiene más intensidad en lo neonatos que en los adultos, por ser más vulnerables, esta sería una de las causas por la cuál las nuevas generaciones tienen mayor sobrepeso que las anteriores.

obesógenos partículas que nos engordan

Consejos para reducir la exposición a los obesógenos

1. Utilizar un filtro de agua para reducir los quimicos que tomamos.

Por el agua del grifo o el agua que tomamos ingerimos muchos tóxicos que con un filtro podemos reducir y evitar ingerir.

2. Evitar guardar la comida en plásticos utilizar cristales.

Los plásticos en donde guardamos la comdia o calentamos las sobras traspasan muchos químicos a los alimentos a lo largo del tiempo, es mejor utilizar los tarros de cristal.

3. Elegir alimentos frescos y congelados por encima de los procesados.

Obviamente, como siempre los productos frescos o congelados estarán menos procesados y por lo tanto tendrán menos cantidad de sustancias incorporadas que pueden ser quimicos y algunos obesógenos a la larga, mejor prefiere aliementos sin procesados.

4. Utiliza sartenes antiadherentes, pues las otras pueden liberar químicos.

Las sartenes de cerámica evitarán que se traspase sustancias químicas al alimento, ¡elige estas!

5. Ventila la casa.

Evita usar ambientadores y en su lugar ventila la casa para que no se concentre el ambiente.

6. No fumes.

El tabaco o cualquier otra sustancia que utilicemos para fumar quemándola genera muchos tóxicos, evita fumarlos.

7. Elegir carnes y pescados que no tengan uso de antibioticos u hormonas.

Las carnes ecológicas pueden ser nuestra solución a la cantidad de sustancias que se inyectan a los animales para su producción, opta por estas.

8. Utilizar champús, cremas y otros cosméticos ecológicos y con los menos químicos posibles.

La piel, el cabello, y otras zonas del cuerpo también absorben tóxicos, es por ello que las cremas y cosméticos que usemos deben estar libres de ellos.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Conocías los obesógenos? ¡Vamos a mantenerlos a raya!

engordar aunque me cuide

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros