El olor de los alimentos puede engordarnos

Uno de los aspectos que más disfrutamos en la comida es el olor de la misma. Muchas veces hemos comenzado una comida con la típica frase de "huele que alimenta". La realidad es que esta frase tiene más sentido de lo que pensamos, pues según diversos estudios, se ha demostrado que oler la comida puede hacernos engordar.

Se ha encontrado una relación entre el sentido del olfato y el almacenamiento de la grasa, y aunque esto se ha realizado la mayor parte de las veces en ratones, se puede extrapolar a humanos.

Uno de los estudios se realizo en 3 tipos de ratones, uno de los grupos con el olfato superdesarrollado. Los resultados mostraron que este último grupo es el que más engordó.

¿Qué podemos aplicar de este descubrimiento?

La aplicación más interesante que podemos tener con estos resultados, es que las personas que quieran adelgazar podrían eliminar su sentido del olfato y así controlar los antojos, además de hacer y promover que su cuerpo queme más calorías.

Es decir, se engaña al cuerpo para hacer que este tenga menos hambre y comience a quemar calorías en lugar de acumularlas. Además, se encontró que este efecto es mayor en personas más ansiosas.

Entonces, ¿podemos eliminar el olfato y adelgazar?

El problema que se encuentra de esto, es que al eliminar el sentido del olfato se puede llegar a sufrir depresión y a perder el gusto y el placer por comer. También incluso se puede llegar a aumentar el estrés, aumentando la probabilidad de padecer un ataque cardíaco. Debido a estas consecuencias, no podemos pretender eliminar el olfato y pretender perder peso estando sentado.

Utilizar este mecanismo para perder peso, debe ser en casos excepcionales o extremos. Por ejemplo, en personas obesas que vayan a operarse o personas que deban perder mucho peso por una causa mayor. Además debe ser algo reversible, es decir que sea por un periodo de tiempo y luego recuperen la sensibilidad a los olores. En el estudio se inyecto una toxina que destruyo las células encargadas del olor, pero estas se regeneraron a los 8 días.

Además, también hay que tener en cuenta que tras este tratamiento el peso, podría regresar por lo que todavía habría que estudiar más el método para aplicarlo en humanos sin que las consecuencias sean peores que los beneficios. 

mujer con uvas y efecto sobre el peso

Lo que si podemos aprender y aplicar de este estudio, es que una de las cosas que debemos tener en cuenta a la hora de planear nuestra dieta es su olor. Y que aquellos alimentos que tienen un olor menos intenso nos podrán ayudar más a perder peso que otros. También, el método de cocina de los mismos les hará más susceptibles a engordarnos por el olor que otros. 

Y a ti ¿qué alimento se te hace irresistible?

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.