¿Preocupado por tu nivel de colesterol? Quizás no sea tan importante

Este fin de semana he visto este fantástico documental de “La noche temática”. La verdad es que me ha sorprendido bastante y me gustaría compartirlo con todos vosotros.

Si dispones de 55 minutos, ¡lo recomiendo al 100%!. (Estoy segura de que dispondrás de dicho tiempo si los niveles altos de colesterol te quitan el sueño).

Para los que vivís más estresados, aquí os traigo un resumen de los datos que más me han llamado la atención de este documental, acompañada de una minirreflexión.

colesterol malo y bueno

"Colesterol, el gran engaño"


Hay algunos datos que ya hemos comentado en el blog, así que espero que no os sorprenda a estas alturas. Como que "el colesterol es una sustancia indispensable para la vida y para que el organismo pueda desempeñar de forma eficiente sus funciones" o que "la mayor parte de este colesterol es producida por el hígado (entre el 70 y 80% según estudios) y sólo el restante es aportado por la dieta". 

Lo interesante empieza cuando nos preguntamos, ¿De dónde surgió la idea "incuestionable" de que el culpable de las enfermedades cardiovasculares es el colesterol elevado? ¿Es del todo cierta esta afirmación? ¿De verdad es el único factor de riesgo para estas enfermedades o existen otros a los que no se les está dando la debida importancia?

¡Este vídeo responde a varias de nuestras preguntas!

relacion entre el colesterol elevado y el riesgo de infarto

Todo surgió a partir de los años 50, época en que las enfermedades cardíacas parecían estar alcanzando la magnitud de pandemia. Muchos hombres de mediana edad y sin antecedentes familiares estaban sufriendo infartos (incluso el presidente Eisenhower) y la gente empezaba a asustarse, ya que los expertos estimaban que en EEUU "cinco de cada diez hombres padecerían uno de estos males".

Las hipótesis de la época apuntaban a factores como la polución o un déficit vitamínico como su causa principal, hasta que llegó Ancel Keys, investigador y patólogo de la Universidad de Minnesota y propuso que el verdadero culpable eran las grasas saturadas.

Describió la “hipótesis de la dieta del corazón”, basaba en que “las grasas saturadas elevaban los niveles de colesterol total, que a su vez obstruía las arterias y provocaban infartos en el corazón”. Fue en este momento cuando el colesterol se convirtió en el gran enemigo de la salud pública.

factores de riesgo para enfermedades coronarias

Para defender su hipótesis, Keys realizó un estudio en siete países en el que se observó una relación casi directa entre el nivel de colesterol y la tasa de infartos, es decir, cuanto mayores eran los niveles de colesterol en un país, mayor era su tasa de infartos. Por lo que la conclusión parecía obvia, ¡si tienes el colesterol alto, tus posibilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular también lo serán!.

El problema llega cuando se descubre que para llegar a esta conclusión, se despreciaron los datos de dos de estos siete países, Francia y Finlandia. En estos países se observaba un mismo dato de consumo de materia grasa, pero el número de infartos no tenía nada que ver. Francia presentaba la tasa más baja, mientras Finlandia, una de las más altas. Pero estos datos fueron omitidos por Keys, que sólo seleccionó aquellos que apoyaban su hipótesis ¡Pura manipulación de resultados!.

Ésto es algo que JAMÁS debería ocurrir en ciencia.

grandes errores cientificos

Más tarde se realizó el conocido como “Estudio de Framingham”, donde se hizo un seguimiento a todos los habitantes de esta comunidad estadounidense. Se analizó su alimentación y su actividad durante 30 años, en busca de alguna relación alimentación-enfermedad cardíaca. Este estudio sirvió para confirmar como factores de riesgo el tabaco, la hipertensión y el sedentarismo, pero no los niveles de colesterol.

Además de éste, muchos más estudios proponían que quizás el colesterol no fuese el verdadero culpable, pero era un dato que "no interesaba a la industria", sobre todo a la agroalimentaria, que se estaba haciendo de oro con productos en concordancia con las recomendaciones de Keys de comer menos grasas.

Os dejo un fragmento literal del vídeo que me sorprendió bastante (¡ Inocente de mi !):

“En 1948, la compañía Procter & Gamble, fabricante del aceite Crisco, un aceite vegetal, designó a la Asociación Estadounidense del Corazón beneficiaria de un concurso de radio llamado “Los caminantes”. Y de la noche a la mañana, y ésto figura en la historia oficial de la Asociación Estadounidense del Corazón, recibieron millones de dólares. Y, literalmente, aquello los convirtió, en la asociación nacional que son hoy, con sucursales en todo el país.
Acto seguido, esta asociación empezó a decir que deberíamos sustituir las grasas saturadas por grasas poliinsaturadas, que son los aceites vegetales, y que supuso un tremendo apoyo para un producto como el aceite Crisco.”

trafico de influencias en sanidad

Increíble ¿verdad? Quiero imaginar que a día de hoy está todo más controlado y que no nos llevemos grandes sorpresas en un futuro no muy lejano, pero ya no sabe uno de qué fiarse.

El documental también trata otras hipótesis que fueron surgiendo, que posiblemente tenían un mejor fundamento que la teoría hasta el momento existente, pero que enseguida fueron calladas por los intereses de las grandes empresas, como son la hipótesis de McCully sobre la relación entre los niveles excesivos de homocisteína en sangre y la aparición de placas en las arterias y la de la relación entre el azúcar y las enfermedades cardíacas, cada día más evidente, pero que las grandes empresas azucareras se encargan de “tapar”.

La Dieta Mediterránea hasta en la sopa

Otro estudio que me gustaría destacar es el desarrollado por el doctor Lorgeril en 1999.

Enfocó el problema justo al revés, en vez de recomendar dietas para bajar el colesterol pensó: “¿Qué es lo que come la gente que no sufre infartos?”

Identificó el litoral mediterráneo como lugar donde la incidencia de infartos era menor. En estos países se utilizaban mucho productos como el aceite de oliva, queso e incluso charcutería, todos ellos prohibidos en las dietas contra el colesterol.

Se seleccionaron dos grupos de estudio. A uno le mandaron seguir una dieta tradicional, mientras que al otro le impusieron una Dieta Mediterránea.

¡El resultado fue extraordinario!. En el grupo que seguía la Dieta Mediterránea se produjo un 50% menos de infartos que en el otro y eso que los individuos estudiados estaban en observación por haber padecido un infarto con anterioridad.

beneficios de la dieta mediterranea

Si quieres más información sobre esta dieta, te recomiendo que eches un ojo a nuestros posts:

Estatinas y el efecto neurotóxico de los fármacos más vendidos del Planeta

Por último, trata el tema de las estatinas, el medicamento más recetado en la década del 2000, al prescribirse de forma masiva incluso a modo preventivo.

Este fármaco inhibe la producción de colesterol. Pero ¿Qué está ocurriendo verdaderamente en el organismo para alcanzar este efecto?

Por lo general, las estatinas atraviesan la barrera hematoencefálica, osea entran en el cerebro y desde ahí alteran la síntesis de colesterol.

“Producen problemas de memoria y trastornos del sueño, es decir, un claro efecto neurotóxico.”

Además, el organismo combate la disminución del nivel de colesterol intentando producir más colesterol, por lo que, es cuestión de tiempo que aparezcan los efectos indeseables.

efectos del exceso de medicacion

Como prueba definitiva, tenemos el "score cálcico", utilizada para detectar los depósitos de calcio encontrados en la placa aterosclerótica de las arterias coronarias. Esta prueba es más fiable que la del colesterol a la hora de predecir el riesgo de enfermedades cardíacas y apunta como mayores factores de riesgo a la diabetes, la insuficiencia renal, la tendencia a tener un colesterol bajo de forma espontánea y en cuarto lugar, el consumo de estatinas.

¿Cómo puede ser que un medicamento diseñado para prevenir este tipo de enfermedades sea su cuarto factor de riesgo potencial?

¿Qué conclusiones podemos sacar de todo ésto?

Nos gusta mucho recurrir a la ley del mínimo esfuerzo. ¡Si algo se puede arreglar con una pastillita, sería de locos esforzarse en arreglarlo de forma natural!.

(Ésto es aplicable también a aquellos que después de hacer una rutilla por el monte se toman un ibuprofeno al llegar a casa, NO VAYA A SER que mañana tengan agujetas.)

Está claro que todos los medicamentos tienen sus efectos secundarios. Y seguro que con esta reflexión más de uno está pensando: "ya está aquí la hippie de la vida sin pastillas" ¡No es así, ni mucho menos! Los fármacos son muy necesarios ¡vitales en muchos casos!, pero sólo en su debido momento, y aquí tenéis un ejemplo bastante claro.
(¡Inciso! aunque ya os hayáis leído mi “resumen”, de verdad os recomiendo que veáis el documental. Cuenta el caso de un profesor consumidor de estos fármacos, al que le llegaron a diagnosticar Alzheimer y tras cesar su toma descubrieron que en realidad era un efecto secundario de la medicación).

Quiero que quede claro una cosa, con ésto no quiero decir que despreocupemos nuestros niveles de colesterol, intentemos consumir la menor cantidad de fármacos posibles y… nos quedemos de brazos cruzados. ¡NO!

La idea que se intenta trasmitir es que si mejorando nuestros hábitos de vida, alimentándonos mejor y sobre todo, levantando el trasero del sofá podemos mejorar nuestra salud sin necesidad de tirar de farmacia, ¿por qué no hacerlo?

el ejercicio disminuye el riesgo de enfermedades del corazon

Como único "pero", me parece que se podría haber profundizado algo más en la relación cada vez más evidente entre el consumo excesivo de azúcar y las enfermedades cardíacas, aunque entiendo que el tema principal en este caso era el colesterol.

¡Me quito el sombrero, #LaNocheTemática !

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros