Trucos para cocinar quinoa. ¿Cómo se cocina la quinoa?

La quinoa es un cereal que lleva consumiéndose miles de años. En algunas latitudes, como el Sur de América, supone el aporte proteico más importante en la dieta andina. Sin embargo, en ocasiones es difícil lograr que confluyan el valor nutricional del alimento con su sabor. Gracias a estos trucos para cocinar quinoa, obtendrás un buen resultado cada vez que te atrevas a preparar un plato con este ingrediente.

Cómo consumir quinoa y bajar de peso

¿Qué define a la quinoa?

La palabra viene del quechua “kinwa” y su nombre científico es Chenopodium quinoa. Existen tres tipos que no varían mucho en su aporte nutricional, pero sí en el tiempo de cocción: la blanca; es más neutra, la común; que conlleva un menor tiempo de cocción; y la roja y negra, de mayor intensidad y necesidad de fuego.

Por qué comer gazpacho este verano

Cómo cocinar la quinoa

Lavado previo

¿Sabías qué son las saponinas? Estos compuestos, similares al jabón, son ligeramente tóxicos y bastante amargos. La quinoa es rica en saponinas, pues constituyen una defensa natural. Para eliminarlas es preciso lavar el cereal bajo el chorro de agua fría durante varios minutos. Cuando deje de generarse espuma, estarán listas.

Todo sabe mejor con un golpe de calor

Este es uno de los trucos para cocinar quinoa mejor guardados. Tostar la semilla unos minutos le dará un sabor especial. Puedes añadir un chorrito de AOVE, una cucharadita de mantequilla y algunas especies. ¡No te pases! Lo mejor es mantener algo básico. Puedes ensayar con ajo, cebolla, semillas de cilantro, comino y pimienta.

Cocción al dente

Para cocinar quinoa puede utilizarse la misma proporción que el arroz: dos partes de agua por una de cereal. El agua debe estar salada y puede reemplazarse por caldo para un resultado más sabroso. Siéntete libre de añadir verduras, trozos de carne u hongos.

Las semillas no deben superar los 15 minutos de cocción. Al cabo de este tiempo, deben presentar una consistencia firme y esponjosa, ligeramente transparentadas.

Deja reposar a tus cereales

Al igual que el arroz, el cuscús y otros tantos cereales, requiere reposo después de cocinarse. Es necesario pasarla por un colador y devolverla al recipiente de cocción, todavía caliente. Por último, airearla con un tenedor para separar posibles grumos.

Beneficios de la quinoa

  1. Fuente de proteína: Este cereal reviste un aporte notable de proteínas vegetales.
  2. Hasta 15% de fibra por 100 gramos: En su mayoría insoluble, ideal para revertir el estreñimiento y favorecer la flora intestinal.
  3. Contiene todos los aminoácidos esenciales, por lo que su valor nutricional supera al resto de cereales como el trigo y el arroz.

Con un poco de pericia, este alimento puede ser un aliado tan nutritivo como delicioso. Y tú, ¿has probado alguno de estos trucos para cocinar quinoa?, ¿te gusta una combinación de especies en particular? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.