mujer motivación para cambiar hábitos

¿Cómo dejar un mal hábito?

Todos tenemos malas costumbres o hábitos que aunque no son nada recomendables si queremos mantener un óptimo estado de salud seguimos llevando a cabo sin razón alguna. Ya sea porque o no podemos cambiar de hábito o bien por que no nos damos cuenta de que es un mal hábito.

¿Cómo identificar una mala costumbre?

El problema más grave a la hora de cambiar cualquier rutina que tengamos es el de no saber que tenemos que cambiarla. Muchas veces lo que sucede es que llevamos toda la vida o muchos años con ello y por lo tanto nos aporta comodidad o tranquilidad  o quizá es que consideramos que no sabemos hacerlo de otra manera. Pues bien, aquí tienes las claves para identificar una mala costumbre en tu vida:

  • Daña tu salud

Ya sea al instante o corto plazo (como el fumar) o a largo o medio plazo ( como comer en exceso o las monodietas). Si ese hábito te hace o te puede hacer daño a la salud es mejor abandonarlo. Que si, que hay gente a la que no le ha pasado nada y hacen lo mismo o llevan la misma rutina, pero recuerda que no todos tenemos la misma genética y por lo tanto puede que eso poco a poco te este matando y no te des cuenta. ¡Abandónalo!

  • No te deja realizar tus tareas de forma normal

Si tu costumbre hace que el resto del día tengas problemas para realizar tus tareas de una manera normal es mejor que elimines ese mal hábito. ¡Por ejemplo! Si antes de dormir te sueles quedar hasta las tantas jugando video juegos o navegando por internet y al día siguiente no puedes ni pensar por que has dormido poco, es mejor que abandones ese hábito y procures irte a dormir antes.

  • Sustancias dañinas/adictivas

Cualquier sustancia adictiva que provoque daños en tu cuerpo a corto o largo plazo, es mejor que la abandones. Ejemplos de sustancias son: el alcohol, el tabaco, las drogas.. Pero no solo hay compuestos "peligrosos" prohibidos, también tenemos sustancias que solemos consumir cómo los suplementos alimenticios que en exceso pueden provocarnos daños u otras que son esenciales como la comida que en grandes (o escasas) cantidades pueden provocarnos daños. 

  • Actividades

También ciertas actividades pueden ser perjudiciales para nosotros como actividades de riesgos sin protección adecuada, o también actividades adictivas que nos perjudiquen a la hora de poder hacer una vida normal. Por otro lado, la falta de actividad es una costumbre que cuesta eliminar pero que si no tenemos ningún problema médico que lo impida, debemos cambiar. Algunos ejemplos de esto son: el parkour, ir al gimnasio todo el tiempo libre que disponemos y el sedentarismo, respectivamente. consejos para diferenciar la alergia de la intolerancia alimentaria

7 Pasos para cambiar de hábito

Si ya hempos identificado el hábito que queremos cambiar ahora es necesario seguir una serie de puntos para ello que harán que el proceso sea más efectivo y llevadero. Por ello, hemos elaborado estos 7 pasos para conseguirlo:

1. Querer

Querer es poder. Si no lo quieres suficientemente fuerte, tu voluntad va a quebrarse fácilmente. Para recordartelo, puedes llevar un cuaderno de premios, una agenda o un calendario que te ayude a ello, o utilizar todos estos trucos que te dimos hace unas semanas para mantener tu motivación y tu voluntad al 100%.

2. Busca un sustituto

Es más fácil sustituir que eliminar completamente. Por ejemplo, si quieres reducir tu consumo de alcohol, puedes elegir cerveza sin alcohol en lugar de decidir quedarte sin salir o si quieres eliminar tu consumo de azúcar, puedes elegir dulces con menos porcentaje de azúcar hasta que ya no necesites eso. ¡Todo es sustituible!

3. Comparte tu decisión

¿No te ha pasado que si dices algo en alto y a alguien ese algo es como más real? Este punto es una clave a la hora de cambiar de rutinas porque esa persona va a ayudarte o a recordartelo cuando puedas decaer, ¡no dudes en compartirlo con alguien!

4. Elimina la tentación

Si quieres dejar de fumar elimina los cigarrillos, si quieres dejar la comida basura asegurate de no tener nada de ella en tu casa, si tu vicio es estar todo el día en tu movil dejalo por unas horas donde no puedas usarlo y así con cualquier cosa.

5. Conoce tus momentos débiles

A pesar de tener las cosas claras, de eliminar tu problema y de compartirlo con la gente, todos tenemos momentos más vulnerables en los que podemos recaer, lo bueno es poder identificarlos para evitar llegar a esos momentos o controlar más en esas situaciones.

6. Premiate

Por cada x tiempo que lleves por el buen camino puedes premiarte de alguna manera, esto afianzará tu nuevo y saludable hábito.

7.No te rindas

Aunque recaigas, ¡no te rindas! Recupera tu energía y vuelve al redil. Es mejor intentarlo 20 veces y fallar que no haberlo intentado nunca y rendirse.

Y tu, ¿cuál es el hábito que quieres cambiar? ¿Qué te han parecido estos consejos?   

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros