imagen previa crononutricion

Cómo perder peso con la crononutrición

La crononutrición es un método basado en el reequilibrio alimentario; se trata de un modo de alimentación que ayuda a mantener, o a recuperar, la línea siguiendo algunas reglas que cambiarán tus costumbres. Nada de alimentos prohibidos, sino un horario de comidas que tendrás que seguir a rajatabla.

Este tipo de alimentación se basa en e lreloj biológico que tenemos cada uno. La base radica en el momento del día que consumamos cada alimento, ya que un alimento puede asimilarse correctamente por el organismo o alojarse allí donde no queremos, normalmente en forma de grasas.

Hoy en día, nuestro precipitado modo de vida nos lleva a comer en un abrir y cerrar de ojos, a cualquier hora y de cualquier manera. Has de saber que este método promueve el consumo de lípidos y proteínas, sobre todo por la mañana, e incluye poca fruta y verdura.

imagen de comida de crononutricion

¿En qué se basa esta dieta?

Se trata de una dieta que puede generar una gran cantidad de desequilibrios a nuestro organismo, por lo que desde aquí no la recomendamos.

Las grasas y los azúcares consumidos por la noche tienden a almacenarse en el cuerpo, mientras que si se consumen por la mañana representan una fuente de energía importante, al llevar un tiempo de gran ayuno, como comentamos en el post anterior. De ahí la necesidad de “consumir queso por la mañana y no por la noche, ya que es demasiado graso”.

El morfotipo, es decir, tus características físicas de tu cuerpo resultan, por una parte, de la genética aunque las costumbres alimentarias y la actividad física también influyen en él. La crononutrición tiene en cuenta el morfotipo de cada uno con el fin de ayudarte a comprender cómo funciona tu organismo y por qué tiendes a almacenar unos alimentos más que otros.

Desayuna como un rey, almuerza como un principe y...

La crononutrición retoma el viejo dicho: "desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”.

El desayuno debe ser copioso y debe estar compuesto de queso, pan, arroz, proteínas, como los huevos o el jamón, y fruta ya que durante las horas de sueño, el cuerpo ha quemado numerosas calorías para regenerarse. Por tanto, el organismo necesita “combustible” para enfrentarse al nuevo día. En definitiva, aportar una gran cantidad de calorías a nuestro cuerpo. ¡El cuerpo tiene todo el día para quemarlas!

La comida permite que tu cuerpo se mantenga durante el resto del día. Es mejor comer un plato único y compuesto, principalmente, de proteínas animales y feculentos.

La merienda es muy importante en la crononutrición. Aportará al organismo la energía necesaria para aguantar hasta la noche sin tener que atacar la nevera a la hora de la cena, cuando el organismo tiende a almacenar más. En la merienda, hay que dejar un hueco para las frutas, frutos secos o chocolate negro.

Aunque esta comida no es obligatoria en la crononutrición, si cenas, opta por una alimentación ligera que no sature el trabajo del organismo durante el sueño. Hay que elegir alimentos fáciles de asimilar: pescado, ensaladas o verduras. “Por la noche, hay que evitar los azúcares rápidos, grasas, feculentos”.
En definitiva, se basa en comer de más a menos a medida que avanzamos el día. ¿Tiene lógica no?

A vosotros ¿qué os parece esta dieta? ¿La veis efectiva? Dejadnos vuestros comentarios y compartidlo en las redes sociales si os ha gustado.

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros