Descubre la Quinoa y todos sus beneficios ¿Por qué no debería faltar en tu dieta?

La quinoa (quinua) es un pseudocereal consumido desde hace siglos en las zonas andinas de América Latina. Actualmente, es mundialmente conocido como un #Superalimento, por su importante valor nutricional.

Respecto a su forma de consumo, en la actualidad tiene múltiples usos: Cocida, en ensaladas y sopas, en postres, en forma de harina, elaboración de panes, como acompañamiento ...

la quinoa tiene gluten

Quinoa, la fuente más rica en proteína vegetal

La quinua posee un excepcional equilibrio nutricional de proteínas, hidratos de carbono y grasas.

Según datos de la propia Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), una de las características más importantes de la quinoa es ser una fuente de proteínas de muy buena calidad. Así pues, dependiendo de la variedad, la quinoa contiene entre un 13,81 % y un 21,90 % de proteína, lo cual representa más del doble que cualquier otro cereal

Entre los aminoácidos presentes en sus proteínas destacan la lisina (importante para el desarrollo del cerebro) y la arginina e histidina, básicos para el desarrollo humano durante la infancia. Igualmente es rica en metionina y cistina.

Tiene un contenido bajo en grasa y la gran mayoría de su aporte es en forma de ácidos grasos mono y poliinsaturados.

Por último, en lo que respecta a los carbohidratos, el almidón (el más presente en los cereales de forma general), constituye en la quinoa hasta un 78% de su total. Esto la convierte en una fuente inigualable de energía que se libera de forma lenta en nuestro organismo.

En lo que a micronutrientes se refiere, la quinoa aporta calcio, potasio, magnesio, hierro, fósforo, zinc y además, es una buena fuente natural de vitamina E (que le aporta propiedades antioxidantes) y vitaminas hidrosolubles del complejo B.

quinoa kinoa quinua

Beneficios de la quinoa

Al ser una excelente fuente de fibra, favorece el tránsito intestinal, regula los niveles de colesterol en sangre, mejora la flora intestinal y previene determinadas patologías digestivas como el cáncer de colon o la enfermedad de Crohn.

Además, su efecto saciante ayuda a mitigar la sensación de hambre y en consecuencia, puede ser un buen aliado si intentamos perder peso.

Sus propiedades regeneradoras de la flora intestinal pueden ser muy favorables para los celíacos, por ejemplo, pues además de no contener gluten, les ayuda a mejorar los daños que éste ha provocado en su intestino. Asimismo, es un alimento muy apto para personas diabéticas, por su bajo índice glucémico.

Lo mismo ocurre con los deportistas o con personas vegetarianas, ya que su alto contenido en vitaminas y minerales supone el aporte nutricional necesario para una dieta equilibrada. 

beneficios de la quinoa

La importancia de lavar bien la quinoa y cómo hacerlo

Lo más importante a la hora de preparar la quinoa para su consumo es lavarla correctamente.

La quinoa puede contener saponinas, unas sustancias tóxicas con efectos similares a los del jabón, que nos pueden producir problemas en la absorción de nutrientes.

Así pues, antes de preparar la quinoa en nuestra cocina, es preciso extraer los elementos extraños que observemos a simple vista.

Después, lavaremos varias veces la quinoa en abundante agua de forma enérgica, y posteriormente recomiendan dejarla a remojo durante aproximadamente una hora (aunque yo diría que con lavarla bien un rato debajo del grifo, es suficiente).

Para terminar, escurriremos el líquido con un colador y cambiaremos el agua de nuevo para poder hervirla en abundante agua. 

Receta: Vasitos de quinoa, leche y mango ¡Para chuparse los dedos!

¡Deliciosos! Muy nutritivos y energéticos. Ideales como desayuno o para antes de hacer ejercicio.

Necesitamos:

  • 200 g de quinoa
  • 300 ml de leche desnatada
  • 100 g de azúcar moreno
  • 400 ml de leche de coco
  • 1 mango pelado.

Preparación:

El primer paso es cocer la quinoa, una vez lavada, con la leche y el azúcar hasta que llegue a hervir. Después, mantenlo a fuego lento durante diez minutos y agrega la mitad de la leche de coco hasta que la quinoa esté lista.

Retirar del fuego y añadir el resto de la leche de coco mientras se enfría. Con ello, obtendrás una especie de arroz con leche cremoso que repartirás en pequeños vasitos.

Para terminar, faltaría añadir el mango en daditos pequeños y ... ¡Listo!

receta con quinoa

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros