Las frutas que no te ayudan a adelgazar

En primer lugar me gustaría aclarar que he optado por este título porque me parecía un gran error llamarlo “frutas que engordan”, ya que, a pesar de la gran creencia popular surgida en los últimos tiempos, consumida con moderación ninguna fruta engorda, como mucho, su consumo habitual no será la mejor alternativa si nuestro objetivo es plantarle cara a báscula.

Aunque ninguna fruta es mala, sí es cierto que algunas deberían consumirse con una mayor moderación que otras , al igual que existen otras que se han ganado mala fama a lo largo del tiempo y han sido eliminado de nuestra dieta erróneamente, perdiéndonos buena parte de sus beneficios.

frutas que engordan

Me parece fundamental conocer estos mitos y verdades sobre la fruta, que nos ayudarán a preparar la estratégia perfecta para perder peso sin pasar hambre, al tratarse de alimentos con un importante efecto saciante.


Frutas que deben consumirse con moderación si quieres perder peso.

Es importante moderar el consumo de estas frutas por su alto aporte calórico. Además, es preferible consumirlas durante las primeras horas del día, ya que tendremos un mayor gasto energético.

Coco

La cadena de supermercados Whole Foods predijo que el 2017 sería el año del coco. Esta predicción ha servido a más de uno para concluir que se trata de un producto sano, equilibrado, ¡Ideal para perder peso! pero, ¿Qué hay de cierto en todo ésto?

Como todos sabéis, el coco es una fruta tropical muy aromática y de sabor intenso y agradable, pero también es (con diferencia) una de las frutas más calóricas que tenemos a nuestro alcance. Algo más de 370 calorías por cada 100 gramos de producto comestible y un 80% de este aporte es en forma de grasa, principalmente grasas saturadas.

Pero tampoco debemos demonizar este producto, ya que como todo, si se consume con moderación tiene sus propiedades beneficiosas. Por ejemplo, tiene un altísimo contenido en potasio (405 mg por cada 100g), mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para el mantenimiento de una actividad muscular normal, además de para ayudar a combatir la retención de líquidos.

Conclusión: Su consumo ocasional y en cantidades moderadas puede ser adecuado para toda la población, aunque si tu objetivo en este momento es perder peso, es posible que no sea la alternativa más correcta de entre todas las frutas disponibles.

el coco engorda

Frutas desecadas

Ciruelas, higos, pasas.... hacen las delicias de un buen picoteo a media tarde, pero al tener una menor proporción en agua concentran el resto de nutrientes en un menor volumen. Por lo que, a igual peso, las frutas desecadas aportarán muchas más calorías y azúcares que las frutas frescas originales.

Un ejemplo: 100 gramos de melocotón fresco aportan 39 calorías y 9 gramos de hidratos de carbono, mientras que 100 gramos de melocotón desecado (orejones) aportan 272 calorías y 61 gramos de carbohidratos a nuestra dieta. Por lo que el aporte de calorías es casi 7 veces mayor.

¿Mi recomendación? ¡Es obvia! Si quieres adelgazar, apuesta siempre por las frutas frescas frente a las desecadas.

las frutas desecadas engordan

Aceituna

Sé que a más de uno os ha sorprendido encontrar este producto en una lista de frutas. Pues sí, las aceitunas son una fruta oleaginosa, pero “fruta” al fin y al cabo.

Aunque a diferencia del coco, la grasa que aporta la aceituna es principalmente monoinsaturada (grasa saludable, muy beneficiosa para la salud cardiovascular), su alto aporte calórico hace que el consumo de las mismas deba limitarse si queremos perder peso.

A modo de anécdota, decir que me resulta “gracioso” ver como mucha gente prepara todos sus platos a la plancha o al vapor y aliña sus ensaladas con una cucharadita de aceite de oliva o dispensador en spray y después se hincha a aceitunas en el bar con una caña. “Como son verdes y se recogen de un árbol, son buenas para la dieta”... ¡Piénsalo!

las aceitunas engordan

Frutas con mala fama ¿De verdad engordan?

Existen una serie de frutas que, a lo largo de la historia de las dietas, nos hemos obsesionado en clasificar como “frutas que no ayudan a adelgazar” y que a día de hoy nos preguntamos el por qué.

Plátano

¡No falla! Cuando te presentan tu nueva dieta es inevitable que al llegar al apartado de frutas, no te digan: “2 o 3 raciones al día, menos plátano”.

La verdad es que, a no ser que sigas un estilo de vida sedentario (GRAN ERROR si quieres perder peso), no hay ninguna razón para eliminar el plátano de ninguna dieta, ya que aporta menos de 90 calorías por cada 100 gramos de producto, pero también valiosos nutrientes, entre los que destaca una excelente fuente de potasio y energía rápida, ideal para antes de entrenar.

Cierto es que si se quiere adelgazar, siempre va a ser más recomendable consumir el plátano cuando aún no está muy maduro, pues a mayor grado de madurez, mayor contenido de azúcar.

A modo de reflexión, un plátano de tamaño mediano y sin piel pesa en torno a 80 gramos, mientras que una manzana mediana sin piel ni hueso pesa unos 150 gramos. Las calorías que nos aportará el plátano son en torno a 65, mientras que la manzana nos aportará 70 calorías ¿Diremos a partir de ahora que la manzana engorda? Lo dudo.

el platano engorda

Uvas

Una de las frutas mediterráneas por excelencia. Mientras la uva blanca aporta alrededor de 70 calorías por cada 100 gramos de producto, la negra nos aportará unas 110.

Es cierto que su contenido en azúcares es importante si se compara con otras frutas (y posiblemente ésta sea la causa por la que se le ha puesto la etiqueta de “fruta que engorda”), pero también es cierto que para que la cantidad de azúcares sea verdaderamente significativa comparada con otros muchos productos que consumimos a lo largo del día, tendríamos que consumir muchos racimo de uvas de una sentada.

Además, las uvas aportan de manera natural antocianos, taninos y flavonoides, sustancias con importantes propiedades antioxidantes para el organismo, además de ser ricas en ácido fólico y otros micronutrientes de gran interés.

dieta de la uva

Aguacate

Este producto sigue dando gran controversia. Según la variedad, aporta entre 150 y 200 calorías por cada 100 gramos de producto. Además, aunque no tiene mucho azúcar, la mayor parte de su aporte calórico (78%) es a partir de grasas. ¿Necesitas más razones para catalogarlo como “fruta que engorda” y apartarlo para siempre de tu dieta? Te recomiendo que leas la letra pequeña.

El aguacate es rico en aceites vegetales y la mayoría de las grasas que le hacen tan calórico son grasas beneficiosas para la salud, como el ácido oleico y un importante aporte de omega 3. También destaca por su alto contenido en potasio (mayor que el del plátano, producto referente de dicho mineral), magnesio y vitamina E y del complejo B.

En contra de lo que puede parecer evidente, el aguacate consumido con moderación puede ser un gran aliado para perder peso, ya que su alto contenido en grasas vegetales saludables nos hará sentir saciados durante mucho más tiempo.

El gran problema del aguacate nos lo encontramos aproximadamente a la mitad de la frase anterior. Decir que cualquier alimento “puede ser un gran aliado para perder peso” es verdaderamente peligroso y para muestra, un botón:

Desde que se están dando a conocer los grandes beneficios de este producto y se le está quitando la etiqueta de “fruta que engorda”, son muchas las personas que en un intento de adelgazar añaden este producto hasta en la sopa. Tostadas con guacamole, ensalada con aguacate, postres con aguacate, e incluso, batidos con aguacate.

No debemos olvidar que por muy beneficioso que sea, sigue siendo una de las frutas más calóricas que tenemos a nuestro alcance y en consecuencia, un abuso resultará contraproducente para alcanzar nuestro objetivo.

aguacate para adelgazar

Conclusión: En vez de preocuparnos tanto por las calorías o los azúcares que nos aporta una pieza de fruta, que no dejan de ser productos naturales y saludables, deberíamos centrarnos más en ser más coherentes a la hora de planificar nuestra dieta.

Es ridículo no comer salmón porque “tiene mucha grasa” y untar las tostadas con margarina; no comer uvas porque “tienen mucho azúcar” y añadir azúcar a nuestro café todas las mañanas y acompañarlo de una galleta; o no comer un plátano antes de entrenar porque “engorda”, pero tener siempre a mano una bebida energética en este momento. Te aseguro que nadie tiene sobrepeso por comerse 2 plátanos al día.

¿Qué otras frutas o productos vegetales te han recomendado que elimines de tu dieta? ¡DEJANOS UN COMENTARIO! Quizás sólo se trate de otro mito de la alimentación.

1 Comentario

  • Rosalba Acuna

    Hace 7 horas

    Me gusto como se deben consumir las frutas un buen comentario si se quiere perder de peso

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros