comer rapido y engordar

Por qué comer rápido engorda y comer lento ayuda a adelgazar

Nos lo han dicho constantemente, debemos comer despacio y siendo conscientes de que estamos comiendo, también evitando distracciones, si queremos perder peso, pero, ¿cuál es su fundamento? ¿Por qué se produce esto? En definitiva esto nos ayuda a estar más presentes en el momento de comer y por lo tanto atendemos más fácilmente a la sensación de saciedad de nuestro cuerpo.

Por esta razón hay veces que comemos muchisimo delante de la tele sin darnos cuenta, y sin embargo cuando nos ponen a comer esa misma cantidad sin distracciones nos parece demasiado e incluso imposible comerlo. Esto se produce porque el estómago es un órgano musculoso y puede estirarse haciendo posible comer más de su capacidad.

Consecuencias de comer rápido

La realidad es que el comer rápido no solo afecta a tu peso, tiene otras consecuencias que pueden dañar tu salud, aquí hemos recopilado unas cuantas.

Problemas digestivos

Si comes rápido, seguramente mastiques menos de lo habitual y recomendable, lo que hace que el estómago tenga que trabajar el doble pudiendo causar problemas en el sistema digestivo. 

Pérdida de nutrientes

La masticación es una parte importante a la hora de digerir nutrientes y ello hace que si la obviamos, estaremos perdiendo nutrientes en el camino muy útiles.

Hinchazón de abdomen

Si buscas tener un vientre plano y no lo consigues, quizá sea esta una de las causas. El comer rápido provoca hinchazón por que se introduce más aire y más jugos gastricos por masticar rápido.

Aumento de probabilidad de sufrir el síndrome metabólico

Comer rápido también aumenta probabilidades de padecer diabetes y problemas cardiovasculares.

Peor sistema inmunológico

Se ha descubierto que la masticación mejora las defensas por lo que es mejor comer despacio también por esta razón.

Y con respecto a su relación con la obesidad. ¿Qué dice la ciencia al respecto?

Varios estudios han demostrado que el comer rápido hace que no se liberen las hormonas de saciedad en el momento adecuado o normal y que se deba requerir más tiempo y por lo tanto que sigamos comiendo sin darnos cuenta con la consecuencia de terminar comiendo grandes cantidades y a largo plazo engordando. Por ello es necesario comer despacio. Según los últimos descubrimientos, la saciedad tarda en llegar 25 minutos por lo que se recomienda que cada comida dure al menos 30 minutos y que entre los platos se espere un tiempo para evitar ingestas excesivas. También se ha descubierto que debido al nivel de vida acelerado de hoy en día las personas comen más rápido que en otras épocas y ello puede haber contribuido al aumento de la obesidad de nuestra sociedad.

Y tú, ¿comes rápido o te tomas tu tiempo para ello? ¡Coméntanoslo!

engorda comer rapido

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.