Consumo de minerales en excesos consecuencias

Problemas del exceso de minerales

Muchas personas en la actualidad consumen suplementos de vitaminas y minerales sin tener en cuenta que estos suplementos frecuentemente tienen cantidades mayores de las recomendadas o que no se adecuan a las circunstancias de cada persona. Y como ya vimos el exceso de ciertos nutrientes como son las vitaminas pueden causarnos varios problemas de salud que deberíamos tener en cuenta. Hoy os traemos los efectos que los minerales pueden tener si los consumimos en exceso.

Efectos negativos del consumo de minerales en exceso

Calcio

El calcio es necesario para la formación correcta de los huesos. Pero el consumo recomendado de este mineral se ha fijado en 1000 miligramos. Un consumo máximo de este mineral se consideraría a cantidades superiores a 2000mg. La hipercalcemia por lo tanto, es dificil que se produzca por una ingesta normal de alimentos, lo más habitual es que se produzca por una mala suplementación, o por alguna otra enfermedad que haga que se elimine demasiado calcio a la sangre. Sea lo que sea, las consecuencias del exceso de este mineral, puede llegar a afectar al sistema nervioso, cardiaco y digestivo.

Hierro

El consumo de hierro establecido oscila entre 8-15 mg/dia. Algunas de las consecuencias del exceso de hierro en la dieta son malestar abdominal, pérdida de apetito, dolor articular, fatiga o pérdida de vello corporal. Además si el exceso de hierro se mantiene en el tiempo, puede causar padecimientos más graves como cirrosis, hipotiroidismo o diabetes.      

Magnesio

El magnesio está implicado en muchos procesos del cuerpo. El consumo recomendable va de 300 a 400 mg, pero en cantidades superiores, puede causarnos graves problemas de salud como problemas gastrointestinales, cardiovasculares o incluso daños a nivel renal. Muchos suplementos contienen magnesio, pero a no ser que sea específicamente recomendado por un médico es mejor prescindir de estos.

Flúor

El exceso de flúor afecta generalmente a los dientes y los huesos. El exceso de este mineral provoca más problemas que su déficit, aunque esto no significa que lo evitemos totalmente. Los primeros síntomas que observaremos en este caso son los típicos de una intoxicación, pero a largo plazo podremos perder los dientes, dañar los huesos, o incluso acabar en coma si no lo tratamos.consejos exceso de minerales

Selenio

El selenio es un nutriente indispensable para el cabello y las uñas,la protección contra metales pesados o mantenimiento de la función tiroidea normal entre otros. La ingesta recomendable se ha fijado en 55 microgramos al día. El problema viene cuando este mineral, es consumido en exceso, pues puede causarnos cabello y uñas frágiles, caída del pelo, problemas gastrointestinales, lesiones cutáneas, infecciones o alteraciones del sistema nervioso.

Yodo

En el caso de este mineral, es más probable sufrir una deficiencia que un exceso, pero si resulta que consumimos suplementos, o algunas algas en exceso u otros medicamentos que puedan producirlo, es probable sufrir un exceso de este nutriente. La principal consecuencia del exceso de yodo, es la inhibición de las hormonas tiroideas o producir hipertiroidismo, con todo lo que ello conlleva.

Zinc

La cantidad máxima que es tolerable en el caso de este mineral es de 40 mg/día. Consumir más de esta dosis, durante muchos días seguidos puede provocarnos náuseas, diarrea, somnolencia y vómitos frecuentes. 

Sodio

El sodio es uno de los minerales más esenciales para la vida. La fuente principal por la que la obtenemos es la sal. Entre muchas de sus funciones, están la de ayudarnos a controlar el impulso nervioso, el equilibrio de los líquidos o la función muscular. Pero un consumo en exceso del sodio, provoca un aumento de la presión arterial, cáncer de estómago, osteoporosis o cálculos renales.

Manganeso

El manganeso tiene diversas funciones en el organismo como la de regular el metabolismo, ayudar a la cicatrización o la producción de hormonas. El exceso de manganeso está fijado en más de 11 mg/día, y que se produzca es poco frecuente. Si es el caso, se pueden provocar lesiones a nivel del sistema nervioso.

Cobre

La cantidad de cobre que se necesita son menos de 2 mg/día, cantidad que perfectamente cubre una dieta normal. Si por alguna enfermedad, o intoxicación concreta terminamos teniendo un exceso de cobre en el organismo, es bastante probable que órganos como el hígado, los riñones, los huesos o el cerebro terminen afectados.

Para concluir podemos determinar, que como siempre decimos, un exceso de todo es malo, en el caso de los minerales más que en el de otro cualquier nutriente pues las dosis tolerables suelen ser bajas y no se eliminan facilmente del cuerpo como las vitaminas o demás. Por ello, en el caso de consumir suplementos alimenticios recomendamos consultar con un médico y evitar aquellos que contengan minerales si los vamos a consumir por nuestra cuenta.

minerales y sus peligros

¿Conocías todos estos efectos y peligros del consumo en exceso de los minerales? ¡Comparte si te ha gustado!

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros