5 tips para no engordar en la oficina

El sedentarismo de la mayoría de los trabajos actuales, donde es habitual pasar ocho horas o más sentado delante de un ordenador, es una de las principales causas de que las personas padezcan sobrepeso u obesidad. El ritmo de vida frenético que impone la sociedad occidental, tampoco ayuda a que se invierta tiempo en cocinar o incluso en pensar qué y de qué manera comer.

Estos dos factores son claves a la hora de entender la epidemia de obesidad que sufre el mundo desarrollado. Sin embargo, no todo está perdido, existen algunas pautas o trucos para no engordar en la oficina.

trucos para adelgazar en la oficina

Trucos para no engordar en la oficina

1. Un desayuno saludable

Es fundamental hacer un buen desayuno antes de salir de casa. Las personas que solo toman un café antes de ir a la oficina, suelen tener mucha más hambre y tienen mayor tendencia a picar entre horas o a tomar un almuerzo poco recomendable.

2. Aperitivo sano

Si al levantarse, la persona no tiene hambre, puede llevarse un desayuno sano preparado y comerlo unos minutos antes de entrar en la oficina. De esta manera, no se despertará la sensación de hambre tan pronto y se llegará satisfecho al descanso de media mañana, donde se podrá optar por una fruta o aperitivo saludable para aguantar hasta la hora de la comida.

¿Quieres algunas ideas saludables para estos aperitivos? Te recomiendo que eches un vistazo a nuestro post: "5 snacks sanos para comer entre horas

aperitivos saludables para la oficina

3. Cuidado con el picoteo

Hay personas a las que les gusta picar mientras trabajan. Para ellas, recomendamos un picoteo sano y bajo en calorías, ya que este no debería suponer mayor problema para la silueta. Pero si se opta por consumir productos procesados o de bollería, además del efecto negativo para la salud, se notará en la báscula.

Otra recomendación para no engordar en la oficina es hacer el almuerzo, no solo tomando un café, sino comiendo algún tipo de alimento sano como puede ser un bocadillo de pan integral con aguacate, una pieza de fruta, o lo que cada persona prefiera, siempre que sea saludable.

4. Dieta variada

Si se tiene que comer en el trabajo, es recomendable llevar una dieta variada y no muy calórica, ya que el desgaste es mucho menor que en otros trabajos.

Si para perder peso, siempre se lleva pollo a la plancha con ensalada, seguramente el cerebro exigirá algún aperitivo de compensación a lo largo de la tarde, que no suele ser precisamente muy sano.

Dependiendo del horario, también sería aconsejable llevarse una merienda ya preparada desde casa, preferiblemente fruta, aunque un bocadillo saludable también es una buena opción.

De nuevo, ¿Quieres algunas ideas healthy para comer de forma sana en el trabajo? Te recomiendo que eches un vistazo a nuestro post: "5 recetas fáciles para comer de tupper"

comer sano en el trabajo

5. Actívate fuera del trabajo

Tantas horas de sedentarismo no son buenas. Por eso, se recomienda ir al trabajo en bicicleta o a pie siempre que las circunstancias lo permitan o, si está muy lejos, se puede optar por bajar una o dos paradas antes de llegar y caminar un poco.

El descanso de la comida también es una buena opción para darse un paseo. No hace falta acabar de comer e ir a sentarse de nuevo a una cafetería. Puede aprovecharse el tiempo restante para poner en movimiento las piernas y recorrer el barrio, mejorando así la digestión.

perder peso con una vida sedentaria

Con estos sencillos trucos, no engordar en la oficina está al alcance de todo el mundo. ¿Estás reparado para poner en práctica estos sencillos trucos para no engordar en la oficina?

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros