¿Cómo prevenir la enfermedad renal a través de una alimentación sana?

La insuficiencia renal consiste en la incapacidad de las nefronas para procesar la orina. Existe la insuficiencia renal aguda y la crónica. Las nefronas se encargan de recuperar las sustancias necesarias para el organismo, para evitar que sean excretadas por la orina.

¿Qué es la insuficiencia renal?

Por eso, cuando las nefronas fallan, el organismo puede carecer de sustancias que son necesarias, o bien no es capaz de eliminar las que en exceso son dañinas, como la creatinina.

  • El médico puede detectar la insuficiencia renal por medio de análisis de sangre y otras pruebas. La insuficiencia renal aguda suele ser fácil de tratar, pero la insuficiencia renal crónica es más preocupante. Las causas de la insuficiencia renal crónica pueden ser:
  • Padecer diabetes desde hace más de 10 años. Sin embargo, la insuficiencia renal no suele manifestarse hasta 20 años después, por lo que a veces no se toman las medidas necesarias para prevenirla.
  • Tener hipertensión. La tensión arterial alta provoca el engrosamiento de los vasos sanguíneos, lo cual daña las nefronas.
  • Tener anemia, o niveles elevados de potasio o fósforo en la sangre.
  • Falta o exceso de proteínas o dietas demasiado poco calóricas.

Por otra parte, también es necesario evitar la obesidad, ya que sobrecarga los riñones; y practicar ejercicio con regularidad. Es decir, si es necesario perder peso, es preferible hacerlo asegurándose de tener una alimentación completa y con ejercicio.

Síntomas de la insuficiencia renal crónica

La mejor manera de averiguar si se padece esta enfermedad es consultando al médico para que realice las pruebas necesarias, pero algunos síntomas son:

  • Cansancio y dificultad para concentrarse.
  • Poco apetito.
  • Dificultades para conciliar el sueño.
  • Calambres musculares nocturnos.
  • Retención de líquidos, especialmente en pies y tobillos.
  • Orinar con más frecuencia, sobre todo, por la noche.

enfermedad renal

Alimentación saludable para tener una función renal sana

La mejor manera de prevenir las enfermedades renales, como las insuficiencias renales agudas y crónicas, es mediante la alimentación y los hábitos de vida saludables.

En primer lugar, hay que evitar raciones altas de proteínas de alto peso molecular, ya que sobrecargan las nefronas. Por eso, se recomienda no consumir más de 100-125 gramos de carne o 140-150 gramos de pescado de una sola vez.

Mediante un análisis de sangre es posible averiguar si hay una falta o exceso de potasio, fósforo o sodio. Es conveniente tenerlos siempre nivelados y ajustar a ello el consumo de ciertos alimentos (aumentarlos o evitarlos).

Si no se padece obesidad o se tienen triglicéridos en sangre altos, conviene consumir lácteos (leche, yogur, etc.) enteros o semidesnatados, así como queso, ya que estos alimentos tienen altos valores de fósforo.

Las grasas no saturadas son muy beneficiosas. Es decir, hay que procurar consumir más aceite de oliva virgen, frutos secos y pescados blancos. Las semillas de lino, de chía y similares también contienen estas grasas, junto a minerales muy saludables.

Hay que procurar evitar los alimentos con colesterol y grasas trans. Estos se encuentran presentes en los alimentos procesados, bollería, mantequilla, carnes rojas, aceite de palma y coco.

Naturalmente, es necesario beber la cantidad necesaria de agua. Se puede obtener aproximadamente multiplicando el peso de la persona por 0,03. Por ejemplo, una persona que pese 50 kg, debería beber 50 x 0,03 = 1,5 litros de agua al día. Si se consume alcohol o café, es necesario beber más agua.

Hay que evitar la ingesta de sodio, presente en muchas salazones, salsas preparadas, embutidos, encurtidos, productos curados, conservas, mariscos, patatas fritas y otros aperitivos. Conviene consultar la información nutricional de los alimentos y elegir los que tengan menor cantidad de sodio. Tampoco hay que añadir sal a las comidas y es mejor optar por alternativas como las especias. También puedes recurrir al uso de diuréticos como este.

El potasio es un mineral necesario para el correcto funcionamiento de los músculos, nervios y corazón. Sin embargo, su consumo debe limitarse en casos de fallos renales, ya que también supone una sobrecarga para los riñones. Se encuentra en legumbres y verduras (se puede consumir si son congelados), en frutas (hay que tomarlas si son cocinadas o en conserva), chocolate y derivados, alimentos integrales y zumos de frutas.  enfermedad renal

¿Te ha parecido interesante? ¿Tienes alguna duda? ¡Es el momento de comentar! Te recomendamos echar un vistazo a este listado de enfermedades que pueden hacerte engordar.

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar

SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.