7 trucos para no engordar en tus vacaciones

Ha llegado esa época del año en la que parece que al fin tenemos los hábitos saludables a raya: Comemos mejor, nos movemos más, nos hidratamos bien, consumimos más alimentos integrales e incluso hemos conseguido deshacernos de alguno (o de todos) los kilos que teníamos en mente. El problema es que llegan las vacaciones y más de uno ya tiene claro que todos sus esfuerzos se irán por la borda en una semana o 15 días de dejadez total.

dieta para el verano

Si no quieres que ésto ocurra, ¡Tenemos buenas noticias! Irse de vacaciones y mantener el peso es posible. Sólo hace falta un poco de autocontrol, ganas de hacer las cosas bien y conocer estos 7 trucos para no engordar en tus vacaciones.

Consejos para mantener la línea este verano

1. Haz del agua tu mejor aliado

Ya sabemos lo importante que es una buena hidratación, sobre todo en los días y lugares más calurosos. Pero es que además, beber agua con frecuencia puede ayudarnos a mantener la línea en verano, ya que se calcula que en el 80% de las ocasiones lo que sentimos no es verdaderamente hambre, sino sed. Este hábito puede evitarte muchos picoteos innecesarios.

¿Quieres saber más sobre el hambre real y el psicológico? Aprender a distinguirlos puede ser una de las claves para mejorar nuestra alimentación y conseguir una mayor eficacia en nuestra dieta.

2. Y del alcohol un compañero poco habitual

Vale, estás de vacaciones y sería una locura después de un año trabajando duro no poder desmelenarse un poco. Si vas a consumir alcohol, será mucho mejor que lo hagas coincidir con alguna de las comidas principales y por supuesto será mucho mejor optar por el consumo moderado de bebidas fermentadas, como el vino o la cerveza, antes que bebidas destiladas mezcladas (para colmo) con bebidas azucaradas.

¿Sabes cuáles son las bebidas alcohólicas que aportan menos calorías a la dieta? ¡Descúbrelas y jugarás con ventaja!

bebidas alcoholicas en la dieta

3. Las frutas y verduras no deben perder protagonismo

Siempre que comas fuera de casa en tus vacaciones elige ensaladas como primer plato, guarniciones de verduras en vez de patatas fritas y/o fruta de postre.

Sabemos que un helado o unos profiteroles resultan de lo más tentadores pero, la diferencia también se notará en la báscula a la vuelta de tus vacaciones.

4. Elige unos buenos snacks entre horas

Para evitar el continuo picoteo que suele existir en las tardes de verano, intenta tener siempre a mano algún producto saludable con pocas calorías por si te pica el gusanillo: Fruta fresca, frutos secos, polos de limón natural...

¿Quieres conocer las mejores alternativas? Echa un vistazo a nuestro post 5 snacks sanos para comer entre horas 

5. Apartahotel mejor que hotel con pensión completa

Ya sabemos que hay pocas cosas más confortables que irse de vacaciones a un lugar idílico y alojarse en un hotel con pensión completa. El hecho de ir “a mesa puesta” resulta de lo más tentador, pero de cara a seguir cuidando nuestra alimentación y no descuidar nuestra dieta en estas fechas, puede ser mucho más recomendable optar por un alojamiento con cocina.

Te permitirá tener un mayor control sobre tus comidas, tanto si las haces en “casa” como de costumbre, como si prefieres irte todo el día a la playa y tirar de tupper.

¿Quieres 5 magníficas ideas para llenar tus tuppers de salud este verano? ¡Deseo concedido! "Recetas fáciles para comer de tupper"

comer sano en un buffet libre

6. ¿Tienes un hueco para el deporte?

En caso de que tus vacaciones sean de relax, intenta elegir un momento para hacer algo de deporte. O al menos intenta hacer tus trayectos caminando, sal a bailar por las noches o hazte unos largos en la piscina. Cualquier idea que involucre mover el trasero será bien recibida.

Si por el contrario tus vacaciones son de turismo, intentar planificar tus visitas por zonas y hacerlas a pie puede ser una magnífica idea. Si no me crees, echa un vistazo a nuestro post "¿Es posible adelgazar caminando?"

7. Date un capricho

Estas de vacaciones y aunque es importante no descuidar nuestra alimentación si no queremos recuperar todo el peso que con tanto esfuerzo y sudor conseguimos perder, tampoco es cuestión de amargarse la estancia. Date un pequeño capricho cada día, pero recuerda ¡Pequeño!. De esta manera reduciremos el estrés y la ansiedad, mejorando nuestro estado de ánimo, fundamental para asegurarnos de que el resto de nuestra dieta será ordenada y equilibrada.

Cómete ese postre que tanto te apetece o brinda con una cañita de más a tu salud. Has hecho tus deberes de verano muy bien y no habrá sorpresas en la báscula al volver a casa, así que ¡Te lo mereces!

caprichos con pocas calorias

Apúntate estos trucos para mantener la línea y triunfarás. ¡FELICES Y SALUDABLES VACACIONES A TODOS!

Añadir un comentario

Buscar
SuscrÍbete a El Peso Justo

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a El Peso Justo!

Colabora con el peso justo

¿Tienes un marca y quieres darte a conocer en nuestro blog? Ponte en contacto con nosotros